lunes, 12 de mayo de 2014

Brujería, Hechicería, Charlatanería, Estafas y Falsa Parapsicología enGuatemala.

Los últimos artículos publicados trataban sobre temas religiosos, los cortejos procesionales de la cuaresma, sobre personas virtuosas encaminadas a conseguir la Santidad.

Pero como en toda dualidad, no podemos lastimosamente hablar únicamente de luz, debemos tocar también la oscuridad, que a fin de cuentas resulta ser más en estos tiempos.

Vivimos en una era digital, automatizada, con sistemas tecnológicos inconcebibles para la gente de la Edad Media, y sin embargo es penoso darse cuenta que en los diarios de mayor divulgación popular siguen ofertándose brujos, hechiceros, curanderas, en fin... cualquier tipo de ocultista por dinero.

Por ejemplo en una edición del periódico "Al Día", se puede ver en la sección de clasificados anuncios como los siguientes:

Clasificados de hechicería, brujería y otro tipo de prácticas ocultas.

Alguien se ha puesto a pensar que si como dice el primero de estos "clasificados", los supuestos "brujos" pudiesen cambiar la suerte con juegos de azar no tendrían ellos mismos que estar en la "necesidad" de cobrar por sus servicios.

La mayor parte de estos charlatanes solo buscan estafar a la gente ingenua, que falta de cutura, educación, sólidos principios y creencias o que simplemente se encuentren en un estado vulnerable de depresión, recurren a ellos buscando soluciones a sus problemas.

Sin embargo, también los hay que deben tener nociones de malas artes y prácticas de ocultismo, y sea por sugestión o porque realmente existen fuerzas preternaturales malignas, pueden llegar a generar en los incautos que caen en sus manos desórdenes de la personalidad de acuerdo a los especialistas del campo de la psicología, medicina y psiquiatría o posesiones, opresiones e influencias demoníacas según los expertos en demonología y exorcismos (remitirse a los artículos Exorcismos en Guatemala - Primera Parte y Exorcismos en Guatemala - Segunda Parte).

Incluso, se pueden encontrar anuncios de supuestos "Parapsicólogos" que realizan "trabajos" de este tipo:

Anuncio de Falso Parapsicólogo.


Estos son el colmo de la desfachatez.
Los verdaderos parapsicólogos no se dedican a este tipo de estupideces y suelen no cobrar ni un duro por ninguna investigación, ya que son profesionales en diversas ramas como la comunicación, la ingeniería, la química, la física o la informática, entre otras, que buscan por medio del método científico y una rigurosa y detallada investigación de campo, poner sus conocimientos científicos para resolver fenómenos reportados como "paranormales".
Lo hacen por afán de búsqueda de la verdad y en sus pocos tiempos libres, no como un medio de vida ni para obtener reconocimiento público, como suelen hacer varios pseudo-divulgadores.

Estas prácticas no obstante son la mar de comunes, ya que  incluso en los mercados municipales y cantonales se pueden encontrar puestos cuya mercadería son velas de colores, puros, pócimas a base de cualquier tipo de porquerías y guarrearías para buscar resultados a problemas por vías sobrenaturales.

La santería, el culto a Maximón y otras prácticas del sincretismo han permitido a muchos estafadores obtener réditos de gente incauta, por lo que no es recomendable bajo ninguna situación el recurrir a este tipo de personas o creencias.

El Culto a Maximón, muy arraigado en el Altiplano del País.

Es parte de la idiosincrasia, de satisfacer curiosidades atávicas y de la sugestión. Seguro también sería interesante comprobarlo con un estudio estadístico sobre cuántas personas aún hoy en día leen y creen ciegamente en su horóscopo.En todas las culturas a través del tiempo, la magia, la adivinación, la hechicería, la santería, la brujería, los rituales de cualquier índole han sido practicados y lo seguirán siendo mientras exista por un lado gente dispuesta a creer en ella y por el otro gente dispuesta a lucrar con ello.

Un cordial saludo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada