miércoles, 19 de marzo de 2014

El Centro de la Ciudad a inicio de los años 60.

La Nueva Guatemala de La Asunción, capital de nuestro país luego de que el terremoto de Santa Marta destruyera La Antigua Guatemala en aquel año de Nuestro Señor Jesucristo de 1773, los cuales provocaron que durante el lustro siguiente a los sismos se produjera el traslado de la población al Valle de la Ermita.

Es increíble como a veces solemos "ver" pero no "observar".

La última vez que caminaba por el IRTRA Petaba pude darme cuenta que en los muros de una pared del área de atracciones denominada "Plaza Mi Barrio" se encontraba un mapa muy singular que les quise traer para su análisis. La atracción se abrió en octubre de 2012 y tuvo que pasar más de un año para que notara aquel cuadro.

Detalle mapa del Centro de la Ciudad de Guatemala. al rededor de los años de 1955 a 1965

Cierto es que en la imagen anterior no se pueden observar todos los detalles, por lo que pueden descargar la fotografía en su tamaño original en el siguiente vínculo:



El mapa muestra cómo era el Centro Histórico de la Capital Guatemalteca y corresponde probablemente a la época de entre 1956 y 1966, ya que se observa aún a cuatro cuadras del Parque Central (en la sexta avenida y doce calle) la ubicación de las oficinas de la United Fruit Company, y dicha compañía dejó de llamarse así luego de que en 1969 pasara a adquirirla Zapata Corporation bajo a el nombre de United Brands Company.
Aún permanecen hoy en día el Cine Capitol, muy lejano de su época de esplendor. Y con la tendencia arquitectónica del Art Decó, tan en auge en la década del 1920 al 1930, el Cine Lux, el cual luego de muchos años de abandono se encuentra abierto de nuevo gracias a un proyecto iniciado en diciembre de 2012 para convertirle en Centro Cultural, proyectando películas latinoamericanas, europeas y nacionales no comerciales y para exposiciones de danza, teatro, música, pintura y arte.

Frente al cine Lux, se encontraba el almacén La Paquetería. Cuando dejó de existir, no lo sé. Cómo dejó de existir, lo relata desde sus ojos en esta magistral nota de El Periódico del 17 de diciembre de 2011 la escritora Maria Elena Schelesinger cuyo vínculo coloco a continuación:



La Iglesia de San Francisco, La Catedral Metropolitana o el Mercado Central son lugares de visita obligatoria cuando nos adentramos por las calles del que fuera el epicentro comercial de aquellos años. Para hacer un contraste con la esa área metropolitana hoy en día, extraje esta imagen de Google Maps para que pueda hacerse un análisis comparativo.



Al igual que con el mapa, también dejo un vínculo para verlo a mejor tamaño y resolución:


Hay lugares en ese mapa que también me traen recuerdos de mi infancia. Tengo presente siendo niño mi madre me llevaba en autobús urbano (transporte público) a hacer mis investigaciones en la Biblioteca del Banco de Guatemala o en la Biblioteca Nacional de Guatemala. Aunque informático en la actualidad, en aquellos años no teníamos internet, correo electrónico, Google o Yahoo. Usábamos los cardex con las fichas de información para recorrer los largos pasillos buscando el código del libro que necesitabamos. La mayoría de las veces copiaba a mano el texto en mi cuaderno, raras veces podía fotocopiarlos.
Diez años más tarde la delincuencia creciente se fue apoderando de todo aquel sector, aunque la Municipalidad de Guatemala hace esfuerzos por reactivarle y mantenerle limpio, ordenado y digno.


Sobre la octava avenida sur se puede apreciar el Teatro Abril, el cual visité el año pasado y de la cual hice la nota que pueden accesar en este vínculo: El Teatro Abril.

Y lo que hoy se conoce como Dirección General de Correos y Telégrafos al parecer estaba dividido en aquellos años en Oficina de Correos y Telégrafos Nacionales. 
Yo nunca mandé un telegrama pero de niño veía que mi señor padre recibía y enviaba telegramas para noticias urgentes o visitas de un par de amigos suyos de la costa sur.
Pero cartas y postales sí que envíe todavía durante mis años de estudios de Primero a Tercero Básico.
En 1995, en mi primer año en el Colegio Salesiano Don Bosco, cursando primero básico tuve la oportunidad de ser miembro de la comisión de Pastoral Juvenil del Movimiento Juventud y fui acólito para las misas que oficiaba el Padre Juan Carlos Mesén, con quien tuve una buena amistad y quien fue mi consejero espiritual aquel año. Al año siguiente viajó a Italia y recibí una postal suya en respuesta a una mía en el que le mandaba saludos y le deseaba muchos éxitos. Cosa distinta ahora, que en vez de ello puedo leer las publicaciones y enviar mensajes privados al Padre Dionisio Pacheco, otro buen amigo mío y mi consejero espiritual hasta mi graduación como Bachiller en Computación con Orientación Científica a través de Facebook. Ahora que está en Madrid, leo sus sabios consejos de manera digital. 

Pero la Dirección General de Correos y Telégrafos permanece donde indica el mapa objeto de esta nota y es desde el 13 de agosto de 1998 Patrimonio Cultural de la Nación.
Si se tiene algo de tiempo es recomendable leer las secciones de Historia y sobre el Museo Postal en su portal: Dirección General de Correos y Telégrafos (Sitio Oficial)

Las farmacias Klee eran al parecer seis en esa época. Hoy están extendidas en distintas zonas del país.

Hay otros lugares que ya desaparecieron y cuyas historias no me resultan familiares pero a buen seguro que si encuentro alguna digna de mención la traeré como una continuación de este texto a los amables lectores.

Por hoy, cerramos aquí esta nota.

Un Cordial Saludo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario