jueves, 6 de febrero de 2014

Los Nacimientos (El Belén).

Cada año para la época navideña, costumbre es de las familias guatemaltecas que tienen aún arraigada la tradición de sus antepasados el hacer un "Nacimiento" o "Belén".
Esta tradición la trajo a nuestro país el Santo Hermano Pedro de San José de Betancur.
Los más avezados inician con la elaboración justo para el inicio del período de adviento y aquellos más rezagados para la semana previa o incluso el mismo día de vísperas de Navidad.
Los niños son los que más disfrutan de la actividad. Se suele preparar un espacio en la casa, bien sea en la sala de estar, en una sala familiar o en otra estancia principal.
En los mercados se compra el aserrín teñido muchos colores: rojo, azul, verde, café, morado o amarillo de diversas tonalidades y también las piedrecillas y la arena de río con los que se prepara la base del Nacimiento, haciendo caminos, senderos, valles y montañas.
A tales efectos sirven también el "pashte" y el musgo.
Una vez puesta la base, con trocitos de vidrio, un espejo, plástico transparente en tiras o para los más tecnificados con una fuente real, se pueden representar los lagos, ríos y cascadas.
Finalmente, se inicia con la colocación de las figurillas que pueden ser de diversos materiales, como pasta o yeso, cerámica o barro.
Los pastores, las ovejas, los Reyes Magos, los Ángeles, los Señores (La Santísima Virgen Maria y San José), el buey, la mula... todas las figuras se van colocando para representar la escena de la Natividad.
Algunos prefieren colocar a los Señores con un pequeño pecebre en un ranchito de paja, o en un pequeño portal.

Nacimiento Tradicional Guatemalteco.
Diciembre de 2013.

La escena se adorna finalmente con bombas y luces de colores, con collares de manzanilla, con bricho, con "pata de gallo" (una hoja roja decorativa de la época) o con pino.
De más está decir que la casa adquiere una mezcla de olores maravillosos.
El Niño Dios se coloca en el pecebre a las 0 horas del día 25, en medio de una inmensa cuetería y de fuegos artificiales.
Y a continuación, se reza en familia para dar gracias por la conmemoración de la venida del Salvador del Mundo.
La Novela al Niño Dios es concluída por algunos ese día, otros la inician allí para finalizar en Año Nuevo. Otros prefieren iniciarla en Año Nuevo para concluirla en Día de Reyes y los últimos prefieren iniciar el rezo 9 días antes de la celebración de la Virgen de la Candelaria, el 2 de febrero. Es justamente esta fecha la que cierra las celebraciones rezagadas.
Durante el tiempo que dura el nacimiento es costumbre también el "robo del Niño", por parte de algún familiar o amigo de la familia, que luego lo "devuelve" convidando una fiesta donde se vuelve a degustar la comida tradicional navideña, los ricos tamales colorados de pollo, cerdo o gallina y el ponche de frutas, elaborado este último a base de agua, azúcar, canela en raja, pasas, ciruelas, trozos de manzana, piña, papaya y plátano.
Las Iglesias y Basílicas suelen realizar también un Nacimiento o Belén pero a gran escala, con figuras de imaginería bellísimas y  tamaño natural.
Y otras instituciones también realizan esta escenificación, como el caso del parque recreativo IRTRA Petapa, que en su Feria Chapina expuso el Belén o Nacimiento y cuyas fotos ilustran esta nota.


Nacimiento en la Feria Chapina. - IRTRA Petapa.
Diciembre de 2013.

Nacimiento en la Feria Chapina. - IRTRA Petapa.
Diciembre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario