lunes, 10 de febrero de 2014

El Dictionnaire Infernal de Jackes Collin de Plancy y su influencia en las leyendas guatemaltecas y el misterio en general.

Realizando un análisis minucioso de algunos documentos y tratados sobre Demonología que poseo, vine a encontrar cierta similitud entre las representaciones que se hacen en el floklore guatemalteco de ciertos personajes de las leyendas populares con la descripción de ciertas manifestaciones preternatureles malignas.

Para quien no conozca el Dictionnaire Infernal (Repertoire Universal) de Jackes Collin de Plancy (famoso escritor y ocultista francés), esta obra constituye un tratado de demonología que buscaba catalogar e incluso representar demonios como hoy en día lo haríamos en un tratado de zoología, es decir, por sus características, campo de influencia, rango, etc.

Desconozco la base sobre la cual Colling de Plancy postuló tales afirmaciones, pero me pareció por demás curioso que siendo una obra de 1863 exista relación entre algunas de las representaciones con las que ilustró su obra con la imaginería popular guatemalteca de algunos de nuestros espantos y aparecidos tradicionales.

Un ejemplo claro es la representación que se encuentra en la página 24 para el demonio Amduscias, gran duque de los infiernos que ilustra como una figura humanoide con cabeza de unicornio. Si recuerda el amable lector en una de nuestras notas previas (Manifestaciones de Espantos y Aparecidos - Los Tanques de Agua.) se describía a la aparición denominada la "Siguanaba" como una figura humanoide femenina con rostro equino.


Fragmento de la página 24, Dictionnaire Infernal, de Collin de Plancy.
Representación del Demonio Amduscias.

La ilustración que coloca en la página 43 para describir las apariciones nos recuerda a la clásica Santa Compaña española, o lo que conocemos también como los Penitentes o Procesión de Ánimas en Guatemala.

Fragmento de la página 44 , Dictionnaire Infernal, de Collin de Plancy
Ilustración de Apariciones.

Más allá del contenido que podría bien citarse como una mezcla de demonología clásica, mitos ancestrales, leyendas de diversos países, datos históricos contrastables (como las citaciones a personajes como Catherine de Médici) y hasta aseveraciones subjetivas no fundamentadas (como las que cita acerca de las convulsiones), en fin, a pedar de ser toda una amalgama de diversas fuentes, la obra debió causar una gran impresión a sus contemporáneos solo a juzgar por la calidad de las ilustraciones, como las de la Muerte o el Macho Cabrío.

Fragmento p.198,  Dictionnaire Infernal, de Collin de Plancy.
La danza de la muerte.

Es curioso que hasta encontramos similitudes entre las sombras paralizantes (más asociadas a encuentros cercanos del cuarto tipo en la ufología clásica) con los íncubos o súcubos de la época mediabal.
Nos recuerda mucho la ilustración al origen etimológico de la palabra "pesadilla", y para muestra un botón, ya que probablemente el dibujo correspondiente a los íncubos y súcubos de la página 241 se viera influenciada por la obra "La Pesadilla" de  Johann Heinrich Füssli, 1781.

Ilustración Épale de mouton, Dictionnaire Infernal.
Página 241.
Brujas, druidas, brahamanes, faunos, bestias, demonios y otra serie de entidades y personajes circulan en las páginas de este libro cuya lectura está recomendada al investigador del misterio. Aquí encontrará referencias a conceptos y objetos tales como el sabath, la bola de cristal o incluso las sepulturas.

En fin, que no quería dejar pasar la oportunidad de recomendar a los amables lectores esta obra de 738 páginas, ya sea por su contenido o por la peculiaridad de sus gráficos e ilustraciones, las cuales parecen denotar cierta influencia sobre los personajes de la leyenda popular guatemalteca, aunque también podría tratarse únicamente de una mera coincidencia.

Sin embargo nos queda la inquietud en el aire, si al fin de cuentas las apariciones de La Siguanaba, La Dama de Negro, el Carruaje de la Muerte, los Penitenentes de la Recolección o el Cadejo no son simplemente manifestaciones demoníacas que ya se habían descrito a lo largo de la historia y que Collin de Plancy no hizo más que consolidar en un compendio con su diccionario.

Un Cordial Saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada