viernes, 28 de junio de 2013

Exorcismos en Guatemala - Primera Parte

Los casos de posesiones diabólicas y exorcismos pueden parecer para el guatemalteco común y corriente obras del cine de terror norteamericano.
Probablemente del tema la mayoría tengan solo en mente las escenas de la película "El Exorcista" basada en la novela de William Peter Blatty (1973) y que fue la precursora del tema y por mucho la obra de terror más impactante de la historia cinematográfica, "El Exorcismo de Emily Rose" (2005)  o el remake de  "Terror en Amityville" (2005).
Sin embargo el cine guatemalteco al producir la película "Exorcismo Documentado" (2012), del director Rodrigo Estrada Alday, a generado que saliera a relucir una problemática que para muchos era solo palpable en paises como Estados Unidos, Italia, España o Alemania.
Con lo que al parecer los casos de posesión demoníaca y de exorcismos son más comunes de lo que se pensaba aquí también.
De hecho el Padre Abelardo Pérez, exorcista de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango y uno de los únicos 3 exorcistas nombrados oficialmente en el país (tomar en cuenta que la población estimada es de más de 14 millones de personas) fue asesor de la película y ha tenido una larga experiencia en estos enfrentamientos contra las entidades demoníacas.
La trama de la cinta refleja el caso de una niña (Ana Nicole Menéndez) que de acuerdo a la información estuvo poseída por una legión de 12 demonios.

Uno de los afiches publiciarios de la película Exorcismo Documentado.




Sin embargo, al parecer como en casi todos estos casos la grabación de la película no estuvo excenta ni durante la filmación ni despúes de la misma de registrar fenómenos cuanto menos curiosos.

A continuación podrán ver corte que sobre el rodaje de la película presentó el programa "Primer Impacto" de la cadena televisiva "Univisión".





Nacido en la Rioja, España, en 1948, ordenado sacerdote en junio de 1972 en la capilla del Seminario Mayor de la Diócesis de Calahorra, La Calzada y Logroño, Licenciado en Derecho Canónico por la Universidad de Navarra y radicado en el Seminario Mayor de "Nuestra Señora del Camino" desde 1984, el Padre Abelardo Pérez no contemplaba entre sus planes el ministerio pastoral de Exorcista, por lo que se vió sorprendido cuando fue llamado a dicha tarea en Noviembre de 1991.

Hace unos años publicó un libro titulado "Me llaman Maximón, Satanás con corbata y sombrero", cuya primera edición fue totalmente agotada y que actualmente puede conseguirse en la segunda edición en la librería Artemis Edinter. Este es un libro testimonial sobre varios casos de posesión que ha enfrentado, originados por el culto e idolatría a la figura de Maximón o San Simón como le conocen en Guatemala a una figura adorada inicialmente en Santiago Atitlán, y que es una entidad mitad santo, mitad demonio, puesto que puede según esas creencias hacer el bien o el mal. Maximón (que significa quién se ata con cordón o que es atado) representa un extraño personaje que suele vestirse con traje típico o saco y corbata, y al cuál le presentan como ofrendas  puros y aguardiente a cambio de favores. Existen en Guatemala al rededor de 21 imágenes de este personaje, cada uno representado con diferente vestimenta. En algunos casos como Santiago Atitlán, cuenta con una propia capilla construída para su culto.

Un estudio antropológico muy interesante es el que realizó Sylvie Pédron Colombani, Socióloga y Profesora del Departamento de Sociología de la Universidad de París Ouest Nanterre La Défense

Aquí dejo el link que es muy recomendable:


También el diario Prensa Libre publicó hace algunos años un reportaje sobre el culto a Maximón.

Artículo publicado por Prensa Libre, el día 6 de junio de 2004 sobre el Culto a Maximón.


A nivel teológico, el Padre Abelardo Pérez postula que las prácticas de brujería o santería que se hacen con la finalidad de pactar con Maximón ha generado en muchas de las personas que le profesan culto el que luego presenten los signos claros de posesión demoníaca.

Y aunque dedicaremos una nota para reseñar su libro, coincide en muchos aspectos con lo que he contrastado de libros de otros exorcistas y demonólogos reconocidos como el Padre Fortea (Summa Daemoniaca y Exorcística), Moseñor Corrado Balducci ( Il diavolo  ...esiste e lo si puó riconoscere) o el propio padre Gabrielle Amorth (Habla Un Exorcista), acerca de que las prácticas de hechicería, brujería, santería o candomblé son unas de las puertas de entrada para ser víctima de posesiones demoníacas.

También Prensa Libre publicó un artículo sobre el Padre Abelardo Pérez, en su revista dominical Revista D, aquí está el link:

Entrevista al Padre Abelardo Pérez, Revista D, Prensa Libre. (Febrero 11, 2007)

En las siguientes notas continuaré con la recopilación de links y de material audio visual acerca de los casos de posesión demoníaca y el punto de vista de los sacerdotes guatemaltecos que han estudiado el tema y del propio Padre Abelardo Pérez que como exorcista oficial durante su ministerio ha tenido que combatir más de un centenar de veces a estas entidades preternaturales malignas.