martes, 3 de septiembre de 2013

El Zoológico Nacional de La Aurora

Como a mis hijos les facinan los animalitos, pues mi esposa decidió un buen domingo de esos que nos pasearamos por el ya casi nonagenario Zoológico Nacional de La Aurora.
Inagurado el 25 de diciembre de 1924, es un lugar donde se puede tener una bonita jornada familiar y contemplar las distintas especies de animales.

El Zoológico está dividido en cuatro secciones, la de la región africana, la de la región asiática, la de la región american y la de la granjita.


Las jirafas, al inicio de la sección de la sabana africana.

Las Cebras africanas.

Los Hipopótamos, divirtiéndose entre la vegetación acuática.

Todavía recuerdo las múltiples veces que fui al Zoo, tanto con mis padres como en las excursiones del Cole.
De ellas, la mayor atracción era "La Mocosita", la elafanta de Calcuta que pude contemplar durante muchos años.
Mis hijos ya no la conocieron, a pesar que vino con 3 años a Guatemala y murió de 56. Ellos contemplan ahora a Bomby, su reemplazo.

Bomby, la "heredera" de  la Legendaria Mocosita.

Un bonito estanque de peces.

Los favoritos de mi primogénito, los reptiles, como el cocodrilo y la tortuga, que aquí descansan plácidamente sobre tan temible compañero.

Reptiles semiacuáticos.

Una iguana descansando plácidamente sobre una roca.
Y qué opinan de estas simpáticas y extremadamente venenosas ranitas dardo o punta de flecha.
Una oda a la toxicidad, que afortunadamente, podemos contemplar tras una vitrina sin ningún peligro.


Dendrobates tinctorius (Rana Dardo)
En el serpentario, también se pueden observar algunos especímenes propios de la región.



Para ir concluyendo dejaré un par de imágenes más, no sin invitar al amable lector que pueda en darse un paseo para observar la totalidad del Zoológico Nacional de La Aurora, que sin duda, resultará más completo y emocionante que esta breve nota.

Zorro.

La última adquisición y más reciente atracción en el Zoo, los Pingüinos de Von Humboldt,  a quienes contemplo felizmente disfrutando de su acuático paseo.

Pingüinos de Von Humboldt.

Así que amables lectores, les insto a un paseo para disfrutar de los animales y de su hábitat, que también tienen su misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada