miércoles, 28 de agosto de 2013

Las Pareidolias.

Al igual que las parafonías son en muchos casos producto de una mala interpretación que realiza nuestro cerebro por tratar de racionalizar ciertos ruidos como palabras o frases, de la misma manera ciertas imágenes por demás curiosas pueden prestarse una mala apreciación.
Sin embargo, algunas veces resultan por demás curiosas.

Verbigracia la siguiente fotografía que fue tomada en un Sitio Técnico que durante muchos años a sido foco de historias de fantasmogénesis y fenómenos poltergeist.

De ese lugar, ya dedicaré algunas entradas, puesto que también he realizado investigación de campo en transcomunicación instrumental.

Pero he aquí que revisando algunas fotos, me topé con ésta que me sirve para ejemplificar como funcionan las pareidolias.

Para alguien racionalista, será simplemente una sombra la que se logra visualizar. Sin embargo, me resulta curioso que se le puede asociar a una silueta humana femenina.

Vean la foto y sus ampliaciones.

Foto tomada desde el fondo de un pasillo. Al tope la puerta.


Primera ampliación. Se aprecia mejor la ventana
a mano derecha y la sombra al fondo más delineada.





Por efecto de la pareidolea, más de alguno podría interpretar
que es la silueta femenina.
  


Una última ampliación. La silueta se ve más delineada. 



Al final, había alguien allí? No. De eso estoy seguro puesto que aquella noche exceptuando los guardas de seguridad (en la garita) no había nadie más a aquellas altas horas de la noche. Y estoy convencido que no es más que un efecto óptico de la escasa luz que se colaba por la ventanilla de la puerta creando esa proyección.

Sin embargo, por mucho que quienes reporten ver y escuchar cosas extrañas en tal lugar sean Ingenieros Electrónicos, Informáticos, en Sistemas o Telecomunicaciones, bien es probable que un buen porcentaje ya llega sugestionado a trabajar con las historias que se cuentan y eso puede hacer que el cerebro por muy sesudo les gaste una que otra bromilla.

Y en fin que sean víctimas en muchos casos de las pareidolias... Y en otros casos... será que de algo más?

Seguiremos investigando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario