martes, 28 de mayo de 2013

La Antigua Iglesia de San Francisco el Grande. (Tercera Parte)

Tiempo es pues ya de presentar algunas fotografías para poder apreciar el complejo arquitectónico y artístico en todo su esplendor.

Ángel esculpido (Detalle de una de las estancias)

En la planta baja se puede caminar por las hoy solitarias estancias, las cuales convergen en una magnífica fuente y patio central.

Planta Baja
Vista de una de las estancias de la planta baja.

Patio Central donde convergen las estancias de la planta baja. Se aprecia la magnífica fuente central y los jardines.





Sin embargo, donde se aprecia más el inmenso tamaño de la obra es al contemplarla desde la planta alta.

Subimos las escaleras que se observan justo en la foto anterior, frente al árbol, y comenzamos nuestro recorrido en el área de los aposentos donde por docientos años se recluyeron los frailes.

Vista de las ruinas desde las escalinatas que llevan a la planta alta.

El daño que sufrió en el terremoto de 1773 la construcción es palpable.


Una preciosa vista desde la planta alta.
En esta área que apreciamos en la foto anterior nuestro ilustre colaborador Federico Vinicio Rodríguez Pérez fue testigo de la magna velación de la venerada imagen de Jesús Nazareno del Perdón, durante la pasada Semana Santa o Semana Mayor. Imaginaros la imponente escena: la bellísima talla de Jesús al Centro, en representación del arresto del que fue objeto Nuestro Señor, mientras las hileras de miembros de la hermandad vestidos a la usansa de los romanos rodean la imagen. Todo ello en la penumbra de la noche, iluminada únicamente por antorchas. Una bella escena que nos retrotrae en efecto al tiempo de la Pasión y que da un detalle de cómo es vivído el fervor religioso en la muy noble y muy leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.

En esta foto se aprecian las ventanas que daban de los aposentos hacia el patio.

Aún en ruinas el complejo resulta bellísimo. En su época de esplendor sería realmente imponente. Desde esta foto se observan a un lado de la esquina superior izquierda la cruz de la fachada de la Iglesia.
Otra vista de las estancias de la planta baja tomada desde la parte superior de las escalinatas.
Esta foto resulta maravillosa, se puede apreciar la bruma al fondo del paisaje.


Este lugar es mudo testigo de horas de contemplación, meditación y oración por parte de los hermanos franciscanos.

Otra vista de la estancia de la foto anterior. El tiempo no ha transcurrido en vano.

Desgraciadamente los daños no solo se dejan ver por parte del tiempo y los desastres naturales. En esta fotografía observamos pintas cuyo origen desconocemos. Algunas como las de la parte superior derecha pueden ser el producto de alguna gamberrada. Pero la cruz a la izquierda y las letras grandes al centro bien podrían tratarse de simbología utilizada en algún ritual efectuado por alguna secta antes de que el monumento fuese protegido.

Como vemos en la fotografía anterior, el lugar no deja de entrañar misterios que no podremos decifrar.
Dejaremos para la siguiente nota las últimas fotografías y el cierre de la investigación, no sin antes prometer que en un futuro estaremos ofreciendo más datos sobre la calle de los pasos, así como de la vida del Santo Hermano Pedro de San José de Betancurt.

Un fuerte abrazo queridos lectores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario